educacción
MI CUENTA    |   BUSCADOR: 
Quito - Ecuador | 26 de febrero del 2017 | 23H48 (GMT-5)





EDUCACCIÓN educaccion@elcomercio.com
¿Por qué no estudiar un bachillerato por competencias en el Ecuador?
January 12, 2011 La propuesta de nuevo bachillerato unificado introduce cambios. Trata de eliminar en forma progresiva el caos existente.
OPINE SOBRE LA NOTICIA 
TAMAÑO TEXTO: Letras Medianas Letras Grandes Letras Extra Grandes

Tiempo de lectura: 3'47"

   

No. de palabras: 570

COMPARTA: facebook delicious yahoo meneame digg mister wong
La opinión pública ha reaccionado de variadas maneras ante el nuevo bachillerato unificado. Quienes lo apoyan y lo defienden ven la pertinencia y la oportunidad de hacerlo, dentro de un concepto y estrategia amplios de reforma de todo el sistema educativo en marcha; otros se oponen porque, al parecer, no existen estudios previos, y al decir al Dr. Enrique Ayala Mora, rector de la Universidad Andina, el proyecto vigente de esa universidad con el Ministerio de Educación ‘se lo ha echado a la basura’.

Debate nacional

EducAcción ha participado en la información y en los foros preliminares que han dejado interrogantes antes que certezas.

El Diario EL COMERCIO, en el editorial del 19 de diciembre, sugirió “un auténtico debate nacional  donde se escuche a todos los sectores”.

El debate debe incluir a toda la sociedad, sin prejuicios ideológicos. Deben hablar los estudiantes, que ya han expresado sus temores por el problema del rendimiento en aquellas materias que, de acuerdo con sus tendencias, les son más complejas. Deben opinar los pedagogos, educadores y maestros, aquellos que tienen experiencia y años de servicios, y también los que llevan día a día las tareas frente a las aulas y que tienen a su cargo la educación secundaria. Será importante procesar estas propuestas de modo abierto.

Esta iniciativa de EL COMERCIO la acoge EducAcción, y lo plantea a través de estas páginas, para que el bachillerato universal sea el resultado de un proceso de consulta y validación con los diferentes actores, y no un producto de consultores, especialistas y tecnócratas.

A continuación algunas reflexiones de orden legal y pedagógico.

Una pregunta crucial

El documento Actualización y fortalecimiento del currículo de educación básica, que se halla vigente, se fundamenta en el aprendizaje desde “las destrezas con criterios de desempeño, y ya no desde los contenidos”. Este paso cualitativamente es importante, y se repite, con el mismo énfasis, en la propuesta del nuevo bachillerato.

Al ser consultadas las autoridades -en la rueda de prensa de la presentación del proyecto y en Radio Quito- sobre el significado de “las destrezas con criterios de desempeño y ya no desde los contenidos”, la respuesta fue clara: se trata de las competencias de aprendizaje. Si la definición es obvia: ¿por qué  no se plantea desde la política pública una educación por competencias en la educación inicial, educación básica y bachillerato, que se conecte con la universidad?  Los países más avanzados  han optado por las competencias, incluso las universidades ecuatorianas están ya en procesos de capacitación y adopción de nuevas competencias curriculares, metodológicas y sistemas evaluación por competencias.

¿Existen temores de orden pedagógico o de orden político? ¿Por qué tenemos que apostar a lo mínimo o a lo básico, y no a lo más alto, a las competencias entendidas como procesos de actuación integral, que integran los saberes -saber, saber hacer, saber convivir y saber ser-, a la calidad (eficiencia, eficacia y pertinencia), con un compromiso ético?

Referencia constitucional

A la sustentación pedagógica se une una de carácter constitucional. El art. 27 expresa: “La educación se centrará en el ser humano y desarrollará su desarrollo holístico, en el marco del respeto de los derechos humano [...] impulsará la justicia, la solidaridad y la paz [...] y el desarrollo de competencias y capacidades para crear y trabajar”.

El siguiente paso es lógico: la Ley Orgánica de Educación Intercultural, y  todos los proyectos curriculares y los programas deben ajustarse a la Constitución, y articularse sin  temores a la corriente del progreso educativo.
Ampliar Imagen  Foto:Archivo / EL COMERCIO
 SOLO TEXTO  ¿LE SIRVIÓ?  ENVIE A UN AMIGO  CORREGIR  OPINE  IMPRIMA
OTRAS NOTICIAS SOBRE EDUCACCIÓN
Grupo El Comercio
certifica
Derechos reservados ® 2017 GRUPO EL COMERCIO C.A.
Prohibida la reproducción total o parcial de este contenido sin autorización de GRUPO EL COMERCIO C.A.
www.gda.com